DDD – Desinsectación, Desratización y Desinfección

GRUPO RUBIO Servicios Higiénicos Integrales, S.L., dentro de su departamento de Control de Plagas ofrece servicios de Desinsectación, Desratización, Desinfección  adaptados a las necesidades del cliente ya sea para tratamientos domésticos, industriales, alimentarios, fitosanitarios… y con la máxima rigurosidad sobre los productos y tratamientos  utilizados dentro de la legislación vigente.

DESINSECTACIÓN

La desinsectación es la acción de eliminar determinados artrópodos dañinos – principalmente insectos – por medios químicos, físicos o con la aplicación de medidas de saneamiento básico. Puede haber especies dañinas para la agricultura, ganadería, para las personas, etc. Y es por ello que cada vez son más frecuentes este tipo de tratamientos.

Los insectos más comunes considerados como de interés en la salud pública y dentro de las actividades económicas son: avispas, carcoma, cucarachas, chinches de cama, hormigas, moscas, mosquitos, procesionaria del pino, pulgas, termitas…

 

 

 

 

 

 

 

DESRATIZACIÓN

Los roedores pertenecen a la clase zoológica de los mamíferos dentro de la cual, es el orden que posee mayor número de especies nocivas y conforman la tercera parte de dicha clase. Un gran potencial para constituir una “plaga urbana”.

Una de sus características principales, la fecundidad, va a ser la base de que se considere una plaga difícil de exterminar.

Los daños ocasionados por las plagas de roedores no solo se ciñen a los materiales, sino que también pueden transmitir enfermedades al hombre como la peste bubónica, el cólera, el tifus, la rabia, la fiebre aftosa, etc y mascotas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DESINFECCIÓN

Se denomina desinfección a un proceso físico o químico que mata o inactiva agentes patógenos, tales como bacterias, virus y protozoos, impidiendo el crecimiento de microorganismos patógenos en fase vegetativa que se encuentren en objetos inertes.

Los desinfectantes reducen los organismos nocivos a un nivel que no dañan la salud ni la calidad de los bienes perecederos. Algunos, como los compuestos fenólicos, pueden actuar también como antisépticos.

Los desinfectantes se aplican sobre objetos inanimados, como instrumentos y superficies, para tratar y prevenir las infecciones. Entre los desinfectantes químicos del agua más habituales se encuentran el cloro, las cloraminas, el ozono. La desinfección del agua también puede ser física cuando se emplea la ebullición, la filtración y la irradiación ultravioleta. Se deben distinguir los desinfectantes de los sanitizantes que son sustancias que reducen el número de microorganismos a un nivel seguro.